La estación toma su nombre del pintor español de los siglos XVIII–XIX Francisco de Goya. Es la primera estación de la cuarta ampliación del Metro de Madrid. Inaugurada en 1932 como ramificación de la línea 2, constaba de tres estaciones: Goya, Lista y Diego de León, que en 1958 se unieron a un tramo construido catorce años antes, el de Velázquez – Argüelles: así nació la actual línea 4. El intenso color amarillo de los andenes contrasta con una cenefa blanca que contiene ochenta estampas del genial artista aragonés. Son grabados de las series Los Caprichos y Tauromaquia.

La estación da acceso al corazón del barrio de Salamanca. La confluencia de la calle que le da nombre con la de Alcalá dibuja una pujante esquina comercial favorecida por el espacio peatonalizado de la Avenida Felipe II, que conduce al cercano Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid y a la Casa de la Moneda. Merece la pena acercarse a la pequeña Plaza de Dalí, diseñada por el genio de Figueras.

 

Fuente: Web de Metro Madrid