En 1924 es inaugurada por el Rey Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia la Escuela de Matronas y Casa de Salud Santa Cristina, hoy conocida como el Hospital Universitario Santa Cristina. Un emplazamiento diseñado por el arquitecto Luis de Landecho y concebido para invitar a las mujeres a ser asistidas en el parto en un centro médico en lugar de, como era habitual en la época, en su domicilio.

Para conseguir extender este hábito entre la población, la propia reina solicitó a las mujeres embarazadas de la nobleza que acudieran a este hospital ubicado en la calle del Maestro Vives 3, gestionado desde mitad de siglo por el Ministerio de Educación y Cultura.

Es en 1987 cuando pasa a formar parte del Sistema Nacional de Salud, cambio que supondrá un aumento del número de especialidades y atenciones sanitarias debido al descenso de la natalidad. Tras ser declarado monumento artístico de interés cultural por el gobierno de la nación en 1999, el hospital sufre una ampliación que culmina en enero de 2007, dotándolo de dos espacios arquitectónicos claramente diferenciados que convergen en uno de los centros sanitarios mejor valorados por los madrileños.