Del viernes 24 de noviembre al lunes 8 de enero las principales calles de la ciudad lucirán radiantes gracias al tradicional alumbrado ornamental, las cadenetas, los cerezos y los abetos iluminados tan propios de estas fechas en las que, de un modo u otro, nos preparamos para transitar de un año a otro. En varios distritos de la capital, y al margen del circuito municipal habitual, este año se han sumado nuevos emplazamientos.

Entre las novedades más destacadas de las que podremos disfrutar en la zona más céntrica de Madrid sobresale el diseño de las luces de la calle de Alcalá, desde Cibeles a Puerta de Alcalá, pues evoca el cielo de Madrid cubierto de estrellas. Un paseo al caer la tarde también es muy recomendable para descubrir las nuevas iluminaciones de la calle de Serrano, así como los abetos que se han instalado en la Red de San Luis, en calle de Fuencarral y en dos plazas muy significativas: Callao y Colón.

Quienes deseen disfrutar de la magia lumínica de la Navidad en Madrid, podrán hacerlo todos los días, durante más de un mes, desde las 18:00 horas. Este alumbrado especial permanecerá encendido, de domingo a miércoles, hasta las 23:00 horas; y hasta las 24:00 horas, los jueves, viernes, sábados y vísperas de festivo.