Feininger, una retrospectiva del maestro de la Bauhaus en la Fundación March

“Los años como dibujante de publicaciones satíricas han sido mi única fuente de disciplina”. “La división del espacio debe ser el resultado de simplificar las partes al máximo y de la manera más lógica posible”. “La esencia de la música de Bach encuentra igualmente viva su expresión en mi pintura”. Estas tres son algunas de las citas del artista Lyonel Feininger (1871-1956) que, hasta el 28 de mayo, se podrán recordar en la exposición que la Fundación March propone en su sede madrileña de Castelló 77.

De origen alemán y americano, apasionado por el dibujo y la ilustración, Feininger fue músico antes de convertirse en uno de los primeros creadores del tebeo como género. El ingenio de sus viñetas le consolidó como ilustrador y su capacidad le llevó a madurar en disciplinas como la pintura. De forma natural y progresiva fue dejando de lado las tiras cómicas, aunque en sus primeros cuadros mantuvo todavía un vínculo con la caricatura. Poco a poco evolucionó hacia la abstracción y en 1919 se incorporó a la Bauhaus.

La muestra que ahora se propone es una “retrospectiva concentrada” sobre el artista que reúne cerca de cuatrocientas obras procedentes de diversas colecciones públicas y privadas de Europa y Estados Unidos, a través de las cuales se plantea un recorrido articulado en torno a las distintas disciplinas que trabajó (dibujo, obra gráfica, pintura, fotografía y construcción de juguetes), a los principales temas de su producción (caricatura y dibujos satíricos), los lugares emblemáticos que le inspiraron o su fijación por los puentes, las torres, los paisajes marinos y la vida urbana.

Está aquí: Inicio - Noticias Feininger, una retrospectiva del maestro de la Bauhaus en la Fundación March