“En el año 2015 se abren a la participación vecinal las Fiestas del Distrito de Salamanca, ese año por primera vez un puñado de vecinos y vecinas, junto a los partidos con representación en el Pleno y las asociaciones del Distrito organizamos las primeras Fiestas Populares.

Nuestro primer pregonero Antonio Gómez Rufo, conocido escritor y vecino, definía bien el espíritu que animaba a esa primera comisión de fiestas, organizar unos “días de algazara y abierta diversión, según conviene a pueblo tan alegre, discreto y a la vez bullicioso como el de Madrid, a una ciudadanía tan afable como la de nuestro distrito de Salamanca”. Por eso invitamos a todos “a participar de nuestra alegría, que no en balde nuestro barrio es acogedor, cordial, libre, apacible y universal”.

Desde 2017, con el nuevo Reglamento de Participación del Ayuntamiento de Madrid, la comisión de fiestas se integra en el Foro Local y se convierte reglamentariamente en la Mesa de Fiestas, manteniendo eso sí el mismo espíritu abierto que recogía nuestra pregonera (2016) Cristina del Valle: “Convertir las calles en una fiesta diaria y celebrar que es posible construir otro mundo más amable, más amoroso, más solidario lleno de arte y cultura para sobrevivir a la desesperanza, la tristeza, la impotencia y la decepción”.

La Mesa de Fiestas comienza sus reuniones al mes siguiente a la celebración de las Fiestas (noviembre) haciendo un balance de las últimas para mejorar y corregir errores. Una vez al mes se reúne en sesión abierta a la participación de todas las personas interesadas y asociaciones. La participación ha crecido con la necesidad de consolidación de algo que nos une y que no es otra cosa que las ganas de disfrutar. Por eso, la alegría y la diversión salen a la calle. ¡La fiesta sale a la calle! De la docena de asociaciones presentes en las primeras fiestas hemos pasado a las casi treinta de la actualidad, y la presencia del público ha ido acompañando igualmente este desarrollo.

Divididas entre dos escenarios para dar cabida a las muy diversas actividades, las fiestas se desarrollan el primer fin de semana de octubre comenzando con un concierto y el pregón en la Plaza de Dalí. Y continúan en el Parque Eva Perón con múltiples actividades infantiles, conciertos con música para todos los gustos y edades, además de las casetas de las diferentes asociaciones que convierten el recinto en un lugar donde por unos días desaparecen las prisas y se recupera la alegría y el contacto entre las vecinas y vecinos de los distintos barrios del Distrito.

No podemos olvidarnos del Concurso de Pintura que desde hace más de una docena de años se celebra la mañana del sábado en la plaza de Dalí, acompañado de música y juegos también para los más pequeños. El concierto integrado en el programa de las fiestas realza uno de los objetivos de la Mesa de Fiestas, llevar la cultura a la calle.”