En el intercambiador de Felipe II, justo en el tramo de la Avenida que se encuentra entre las calles Alcalá y Narváez, está uno de los mercadillos con más solera de Madrid: “Los Hippies de Goya”. 24 puestos ubicados bajo un mismo techo en el que se pueden adquirir desde bisutería y elementos artesanales hasta muebles.

Este conjunto de comercios, cuya antigüedad supera los 30 años, ha resistido el paso del tiempo gracias a su particularidad. Y es que pese a estar incrustado en el centro de una ciudad como Madrid, su filosofía y sus productos podríamos asociarlos con comercios costeros habituales en la época estival.

Su horario ininterrumpido de 10:00 a 21:30 horas, de lunes a sábado, lo han convertido en una de las zonas comerciales obligadas si visita la zona, una de las más transitadas y mejor conectadas de la ciudad.