La vida y la fotografía se encuentran en una obra que nos permite apreciar lo más delicado del alma humana. Las personas se entregan a la cámara de Nixon y comparten su intimidad con él. Hasta el 7 de enero, también con aquellos que deseen fluir con las más de doscientas obras que este artista estadounidense exhibe la Sala Fundación MAPFRE Bárbara de Braganza (Bárbara de Braganza, 13).

La que ahora se muestra en Madrid es la mayor retrospectiva dedicada a este autor. El recorrido que se nos propone se inicia en sus primeras vistas de ciudades de los años 70 y nos acompaña hasta la que quizás es su serie más conocida: Las hermanas Brown. Si bien es cierto que la entrada general a esta exposición tiene un coste de 3 euros, también lo es que existe la posibilidad de acceso gratuito todos los lunes, de 14:00 a 20:00 horas.

Centrado sobre todo en el retrato, Nicholas Nixon ocupa un lugar destacado y singular en la historia de la fotografía de las últimas décadas. Su trabajo expone la tensión permanente entre el contenido y las emociones que subyacen en las imágenes. Con una técnica muy depurada y una cuidada composición, sus fotografías nos muestran la realidad cotidiana del autor. En ellas se nos presentas temas y aspectos de la vida que, por su cercanía y humanidad en el tratamiento, hacen que el espectador participe de ellos y se sienta también identificado.