En una de las calles más emblemáticas y transitadas de la capital se halla el edificio Bankunión: obra arquitectónica construida en 1970 diseñada por el dos veces galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura José Antonio Corrales.

Esta construcción abovedada destaca por su acabado externo, formado por unos pilares recubiertos de aluminio anodizado para conferirle una mayor resistencia y durabilidad (causa de su color tan característico) y los conductos de climatización que le confieren un aspecto industrial y futurista. Apodado como ‘la cafetera’ por el propio arquitecto, se erigió como un símbolo de modernidad y alta tecnología.

En su interior se encuentran las oficinas de la Embajada de Irlanda y la Sede del Parlamento Europeo en Madrid, que no solo atiende y proporciona información sobre las funciones y sesiones del Parlamento Europeo, también promociona las actividades e iniciativas que se emprenden desde el mismo.