SALUSTIANO OLÓZAGA 9: PALACIO QUE FUE RESIDENCIA DE EMBAJADORES

 

En las proximidades del Parque del Retiro y la Puerta de Alcalá, en el número 9 de la calle Salustiano Olózaga y formando esquina con la calle Villalar, se encuentra el edificio que alberga la Cancillería de la Embajada de Francia en España. Es el Palacio Arenzana y está considerado monumento de interés histórico-artístico.

Este inmueble, construido en 1879, es obra de Francisco de Cubas y González, arquitecto de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1882 fue adquirido por el Estado francés al Conde de Fuentenueva de Arenzana y se convirtió en residencia de los Embajadores de Francia en Madrid.

En el primer piso se encontraban el despacho del Embajador, el comedor y las habitaciones principales, hoy ocupadas por el Servicio del Agregado de Defensa de la misión diplomática. Dos salones y el Salón Richelieu estaban comunicados y daban a la calle Villalar. El servicio se alojaba en el segundo piso y la cocina ocupaba las buhardillas.

En los últimos años se han emprendido importantes obras de reforma para devolver al edificio su noble aspecto original. Recientemente, dentro de un programa de conservación del patrimonio francés en el exterior, se han restaurado el hall de entrada y la escalera principal.

 

* Fuente: Web de la Embajada de Francia en Madrid