En el cruce entre las calles de Goya y Alcalá se encuentra la Casa de las Bolas, un edificio de viviendas diseñado por Julián Marín y construido entre 1885 y 1895, ampliado y reformado posteriormente.

En esta manzana con forma de triángulo, cuyo tercer lado lo completa la calle de General Díaz Porlier, se levantan dos torres cilíndricas de estilo neomudéjar. Ambas poseen una fachada de ladrillo tricolor en la que se incluyen motivos geométricos, azulejos policromados y esferas de varios colores, motivo por el cual recibe dicho nombre.

Erigida durante los años del “Madrid Moderno” su apariencia está inspirada en la antigua Plaza de Toros de Goya, levantada en 1970 en el lugar que hoy es el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.