[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Corría el año 1838 cuando Ramón Pardiñas pereció en la Batalla de Maella, a la edad de 36 años. Natural de Santiago de Compostela, nació en el seno de una familia noble en 1802 fruto del matrimonio del militar José Pardiñas y Ana María Taboada.

Entró en las filas del Ejército dos años después del final de la Guerra de la Independencia, en la que destacó su padre. Tras la muerte de Fernando VII, sirvió a la causa isabelina y a la Reina Regente, María Cristina. Fue entonces cuando se le encargó, con el grado de Coronel, la instrucción del Regimiento Provincial de Mondoñedo, sito en Ferrol.

Como tantos otros militares de origen noble del siglo XIX, la carrera militar iba aparejada a la política, y el caso de nuestro protagonista no iba a ser una excepción, ya que fue elegido procurador en Cortes en 1