La calle de Goya transcurre entre la plaza de Colón y Francisco Silvela. Está dedicada al genial pintor de Fuendetodos, Francisco de Goya, autor de los frescos de la cúpula de la ermita de San Antonio de la Florida y de obras tan universalmente conocidas como Las Majas, Los fusilamientos del 3 de mayo, la familia de Carlos IV o la Pradera.

Calle eminentemente comercial y una de las vías neurálgicas del distrito. De ella decía el cronista Pedro de Répide: “Es una calle anchurosa y de gran longitud, toda de modernas construcciones y abundante en aristocráticas viviendas. Acaso es la vía más alegre del barrio de Salamanca”.

Hubo un cine muy famoso que se llamó “Goya”, que después se convirtió en teatro, donde se estrenó la obra póstuma de Jacinto Benavente, El bufón de Hamlet, en 1958. En 1914 se abría “Casa Dacio”, una tienda especializada en tés y cafés. En su confluencia con la calle de Velázquez se situaron las “Mantequerías Rodríguez”, con una propaganda para abrir boca: “Rememorar días más felices de un Madrid cortesano y galante, en sus dulces exquisitos, sus dorados pasteles y sus aromáticos cafés”. En 1914 el semanario “La Esfera”, anuncia con todo lujo de detalles tipográficos la apertura de la “Gran Farmacia de Goya”, en el número 14, destacando que se “ofrecía a la distinguida clientela, gran surtido de especialidades farmacéuticas tanto nacionales como extranjeras, además de preparados especiales”. Permanecía abierta durante la noche.

También en esta calle vivieron famosos personajes como Víctor de la Serna, Rafael Calleja, Concha Espina, José Francés, Ricardo León, Federico Moreno Torroba, Regino Sainz de la Maza, el doctor Pedro Mata y el arquitecto José Espeliús Anduaga, quien en la fachada de su casa de Goya con vuelta a Castelló, utilizó ménsulas de cabezas de elefante como motivo ornamental. El poeta Antonio Grilo murió en una vivienda del número 5, en 1906. En esta calle se encuentra el instituto de enseñanza media “Beatriz Galindo”, del que fue catedrático Gerardo Diego. El 23 de junio de 1998 se instaló una escultura de Francisco de Goya, un busto obra del escultor Víctor Ochoa.