“La Cultura es un motor básico de nuestro desarrollo personal y colectivo, lo que nos obliga a que el acceso a ella deba ser libre. Los niveles de renta, los ingresos o la educación no pueden alejarnos de un elemento tan fundamental. Como la herencia social que todo lo abarca y como el recurso inmaterial que es, la cultura ayuda a transformamos, disfrutamos y comunicarnos desde nuestras ideas y emociones.

El barrio es el primer espacio de nuestra vida social y familiar. Una proyección de calles que integra los lugares donde participamos y donde nos encontramos. Que alberga los recintos municipales desde donde brota la Cultura que nos es común. Centros Culturales entendidos como núcleos de un modelo de ocio sostenible que siguen la línea de apoyo a ese crecimiento sociocultural, sin perder nunca de vista la diversidad ni el protagonismo ciudadano. La Cultura entendida como fuerza autónoma que debe ser democrática y encontrarse al alcance de toda la población, sin perder la óptica del interés general.

El Distrito de Salamanca estrena, en el marco de esta línea de trabajo, un nuevo portal web donde el protagonismo estará en esa realidad en la que se reconocen las personas que viven en el distrito. Tome la iniciativa en esta web y hágala suya. Proponga, infórmese, debatamos para encontrarnos”.

 

* Autor: Carmona Pascual, Pablo César. “La Cultura, democrática y autónoma”.